La Tape – Tapas y cerveza sin gluten en Madrid

La Tape es un bar de tapas, cervezas artesanales, y tartas caseras de Madrid, donde los celiacos podemos disfrutar igual de bien que el resto de los comensales. 

Como su nombre indica, en este bar/restaurante nos podemos encontrar con tapas y platillos, además de una carta muy extensa de cervezas artesanales en las que también podremos encontrar alguna que otra cerveza sin gluten. Entre semana hacen menú al mediodía y, por las tardes podréis disfrutar de una buena merienda con sus exquisitas tartas sin gluten. Si os apetece degustar su comida en casa, podéis hacerlo, disponen del servicio “para llevar”. Además, por la noche, después de la hora de cenar, el local “se transforma” y pasa a ser un bar de cañas y copas. ¿Qué más queréis? Parece ser que este sitio lo tiene todo para poder disfrutar comiendo sin gluten…

La Tape está acreditado por la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de Madrid y controlan la contaminación cruzada. Realmente, en este local nos tienen muy en cuenta y eso, siempre es de agradecer.

Fui un día al mediodía, ya que me encontraba de turismo por la ciudad de Madrid. Mi pareja decidió pedirse el menú y yo, como justamente ese día había ido a desayunar a Celicioso y me había pegado un buen festín, no tenía mucha hambre y decidí pedir algo para picar. No obstante, en el menú había varias opciones sin gluten.

Me preguntaron si quería pan sin gluten y, más que nada para probar qué tal era su pan, lo pedí. La verdad que me sorprendí mucho al verlo, no parecía que fuera sin gluten y estaba realmente muy bueno.

Para picar me pedí un platillo de pulpo asado y unas croquetas variadas. Aunque ya sabía que no era una tapa entera, me pareció poca cosa, aunque yo iba con poca hambre. Aún así, estaba muy bueno.

Las croquetas que pedí algunas eran de jamón y las otras de boletus. He de decir que estaban muy buenas y pedí unas cuantas más para completar mi comida.

Por supuesto, aunque no iba con mucha hambre, siempre hago un hueco al postre y, mucho más si son sin gluten y bien elaborados. Así que me decidí por probar una ración de una de sus tartas caseras, la Lemon Pie, que es una tarta de limón y merengue. ¡Buenísima! 

Una de las cosas que me gustó de este restaurante fue el diseño y el estilo. Aunque fui al mediodía, me imagino el buen ambiente que debe haber por la noche. Creo que es un sitio ideal para pasar un buen rato con tus amigos no celiacos y que no se quejen de la diferencia de sabores entre la comida con gluten y la sin gluten (sí, desgraciadamente, aún hay gente que dice que quiere ir a “sitios de los suyos”…).

Como veis, a pesar de que es un sitio caracterizado por la cerveza y por tener varias cervezas sin gluten en su carta, no tomé ninguna cerveza sin gluten ya que, aunque lo intento, no me acaba de gustar la cerveza en general. En realidad, quisiera que me gustara más, que supiera apreciarla y por supuesto, disfrutarla como mucha gente hace; pero no, doy dos sorbos y, no la encuentro mala, pero no tengo ganas de más. En fin…

Espero que os haya gustado el post y que os haya servido mi experiencia para poder ir de cañas y tapear sin gluten por Madrid.


Booking.com